29 julio 2014

Transporta la bici de forma segura

Si vs a irte de vacaciones con la bici a cuestas, no está de más que te asegures de llevarla bien sujeta, que no moleste a los de dentro ni a los de fuera, ni tampoco te dificulte la visión o las maniobras.

Si tienes sitio y no te quieres complicar la vida es llevarla dentro: tumbando algún asiento, quitando las ruedas y sujetándolas con un pulpo es suficiente. Yo la llevé así a Valladolid, al Desafío Canal de Castilla, y fui cómodo. Las ruedas se montan y desmontan en un plus olas y no molesta al conducir. Y si tienes algún percance, no sale despedida y genera escenas dignas de Destino final. Mis asientos tienen unas argollas para poder sujetar la carga. Y si te hace falta, hay soluciones caseras fáciles de montar por ti mismo.


Otra opción es llevarlo detrás, o en soportes especiales para bola de remolque o en portabicicletas de portón. El problema de los primeros es el precio: tienes que sumar al portabicicletas (que no es barato) la bola de remolque y la conexión para las luces (freno y marcha atrás). Pero es la más robusta y la mejor para viajes frecuentes. En el caso de los portabais de portón, el inconveniente es que te lo deja bloqueado hasta que descargas la bici. Y si el coche es pequeño, debes desmontar las ruedas porque está prohibido que supere la anchura del coche (contando los retrovisores). Y otra restricción es que la carga no puede sobresalir por detrás más del 10% de la longitud del vehículo. Por ejemplo, el mío, que tiene 4,8 m., la carga no debería sobresalir más de 50 cm (redondeando). Como ves, no es mucho. Además, hay que señalizarla con una placa V-20 siempre. Y si tapas la matrícula o las luces, hay que añadir un soporte para la matrícula y luces, con la correspondiente instalación de la conexión trasera. Está todo indicado en el artículo 15 del Reglamento general de circulación.

Si va a ser algo esporádico, lo más sencillo es llevarla en el techo. Te hace falta tener barras a las que colocarlo. Eso sí, ten cuidado con la altura en garajes, parkings cubiertos o en los peajes de las autopistas: que no se te olvide que ahora eres más alto. Aunque por ahí oirás lo contrario, no

Y si realmente te llevas la bici en cada viaje y sales a competir, puedes llegar al extremo de este coche diseñado para triatletas, con ducha, secador para neoprenos mediante ozono, licuadora, macaneador en los asientos… seguro que alguno ya estás salivando.

¿Y tú? ¿Cómo llevas la bici en el coche?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada