05 septiembre 2014

Zapatillas nuevas: asics gel-innovate 5

Mis viejas zapatillas se merecen un descanso después de 1.400 km y de que le hayan aparecido un par de orificios extra de ventilación (quizá Kira haya tenido algo que ver). Así que me ha tocado cambiarlas.

Buscaba unas zapatillas para pronadores. Las anteriores fueron las primeras que tuve de este tipo y ha sido la primera vez que no dejo las zapatillas totalmente deformadas. La pega es que por lo visto casi todas las marcas solo hacen modelos neutros en las gamas más bajas, así que he tenido que subir un escalón y llegar casi a los 90€ (que me parece una salvajada para el uso que le doy yo a unas alpargatas).

Las elegidas han sido las de la foto: unas Asics gel-innovate 5. Bueno, elegidas no mucho, porque como os comentaba no hay muchas opciones si tienes un presupuesto limitado. La primera impresión ha sido buena. He salido a correr por tierra (ya sabéis que tengo cierta fijación por correr en los ríos :-)  Llovía un poco y en los tramos de asfalto resbalaban un pelín; imagino que es porque son nuevas. Son cómodas, sujetan bien el pie y no pesan demasiado. La amortiguación apenas se nota. Creo que son unas zapatillas para gente que pesa más que yo (estoy en 66 kg.) así que a lo mejor también es por eso. De todas formas, es lo que buscaba; soy más de correr de forma natural, sin llegar a los extremos de ir descalzo, claro.

Además, acabo de enterarme de que asics viene de «anime sana in corpore sano»; y claro, con ese nombre me tienen ganado, porque las el significado de las siglas de adidas es menos glamuroso («asociación de idiotas dispuestos a superarse»; o al menos así era cuando yo era pequeño :-)

Eso sí, como no gane con ellas ¡las devuelvo!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada