02 marzo 2015

Gafas Spiuk Zelerix fotocromáticas

Las gafas que llevo usando desde hace años son pequeñas para usarlas en la bici: prefiero algo que me proteja más; pero sin que parezca una mosca. Y ya puestos, como soy de salir a horas intempestivas, que vea algo por el camino mientras sale el sol. Bueno, y a veces se me hace de noche o tienen que venida rescatarme ¿verdad? ;-)

Así que después de mirar mucho, por el precio y los comentarios que fui leyendo, me decidí por unas Spiuk Zelerix. Hay varios modelos, con distintas combinaciones de lentes. Las mías llevan dos juegos de cristales: unos fotocromáticos y unas lentes revo rojas.

He salido con ellas en la bici y también a correr. Son realmente ligeras. Ni te das cuenta de que las llevas y no se mueven nada. La montura es muy fina y no la ves. Y como lleva el cristal al aire, no tienes bordes que te molesten. El cristal envuelve el lateral de la cara y te cubre el ojo por completo, protegiéndolo de cualquier piedrecita que te pueda saltar a la cara también de lado. La patilla es muy fina y queda muy alta, así que tampoco te quita visión cuando miras de reojo; por ejemplo, para estar pendiente de los coches.

Los cristales fotocromáticos van del 54% de transmisión luminosa en el estado más claro (T0) al 14% en el más oscuro (T1). Eso de la transmisión me liaba al principio. De hecho, dudé con otros modelos que tenían una horquilla más ancha. Por ejemplo, las Spiuk Ventix (otro de los modelos que barajé) dejan pasar el 81% de la luz en el estado más claro y el 26% en el más oscuro.  Esto de las categorías es un lío, pero hay sitios en los que lo explican bastante bien. Aquí tienes una explicación del uso de cada categoría de filtro solar. Algo importante: un filtro superior al 8% no es apto para conducir, así que tampoco deberías llevarlo en la bici. Son los tipos de cristales que se usan en alta montaña o para esquiar.

Son mis primeras lentes fotocromáticas y estoy encantado. Salí temprano, casi antes de que saliera por completo el sol; y estaba nublado. Y cuando volví, hacía un día espléndido. Bueno, pues yo no noté cambio de luz en ningún momento. De hecho, me di cuenta de que las gafas estaban casi negras cuando  las he visto en la foto.

En principio, la lente se aclara en unos 8 segundos (cuando entras en una zona más oscura), y se oscurecen en 1 minuto. Quizá sean un poco lentas cuando la luz sea intensa (en verano) y estés en una zona con muchos cambios, entre árboles por ejemplo. Ya os lo diré.

He salido otras veces con los otros cristales: una lente de espejo revo rojas. Son para días muy soleados y realmente van muy bien. El único pero es que, si tienes el sol completamente de frente, genera unos reflejos que se van moviendo y distraen un poco. No sé si será porque la lente es revo.

Bueno, y a todo esto, el precio. Me costaron unos 54€ en bikini.  Realmente un precio muy ajustado para la calidad de la gafas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada