26 mayo 2016

Camiseta Kelme Rey: no corres con ella


Este domingo estrené una camiseta en la carrera del Circuito DP de Carreras Populares de Valencia atentando contra el sentido común y uno de los consejos más repetidos :-) Era la camiseta Kelme modelo Rey: uno de los regalos por los puntos obtenidos al participar en el circuito. ¿El resultado? que es la última vez que salgo a correr con ella.

La carrera era corta: 6km y, en mi caso, no llegó a 25 minutos. Eran las 9 de la mañana y la temperatura era agradable (en torno a los 20 ºC—gracias fundeu—). Ya cuando me la puse noté que era una camiseta algo pesada (comparada con las otras camisetas que tengo), pero en la línea de la ropa de Kelme; como la gravity.

Lo malo de la camiseta son las costuras que separan la zona blanca y la roja, que caen justo sobre... ¡exacto! acabé con los pezones como si me los hubiera frotado con piedra pómez. No me había pasado nunca (ni en carreras de 20k con mucho calor), así que casi pensaba que lo de las fotos de las maratones con corredores que parecen un Ecce Homo eran casi una leyenda urbana :-P Además, si seca ya pesaba, el acabar estaba empapada y pesaba un quintal.

Lo dicho, se queda en una camiseta para ir al gimnasio o cualquier otra actividad que no ponga en riesgo mis células cutáneas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada